Desafíos y estrategias al usar BIM en obra*

  • Por Costos
  • 28/04/2022
  • 0
  • 239 Vistas

Desde hace varios años se habla de la innovación tecnológica y la transformación digital. Uno de los temas más recurrentes es el BIM (Building Information Modeling), pero nos preguntamos si realmente estamos obteniendo todos los beneficios que promete. 

Nos impresionamos con las posibilidades en las charlas, congresos, lecturas y, sobre todo, cuando algún consultor BIM nos toca la puerta, pero no podemos dejar de hacernos algunas preguntas: ¿Estamos satisfechos con el uso que le damos? ¿El retorno de inversión (ROI) es positivo? ¿Qué podemos hacer para incrementar el valor al usarlo?

La verdad es que no estamos satisfechos. Pero, para obtener los mayores beneficios e incrementar el ROI, el secreto esta en definir la estrategia para un uso adecuado y rentable, el cual depende 100 % de la actitud del equipo del proyecto (EDP). Los expertos sostienen que el BIM está compuesto por factores humanos (80 %) y tecnológicos (20 %). La clave del éxito está en usar el BIM para potenciar el equipo humano encargado de construir el proyecto.

Puede parecer sencillo, pero cambiar la mentalidad de una persona no es fácil, la de un grupo de personas es exponencialmente difícil, y la de un país entero es un sueño surrealista. Si sumamos a esto algunas características de nuestra realidad, de nuestros ingenieros, de nuestra idiosincrasia y resistencia al cambio, la fórmula de éxito que parecía simple se complica considerablemente. 

Algunos hemos tenido la suerte de trabajar con grandes líderes, arquitectos creativos, ingenieros dedicados y contratistas habilidosos que promueven el trabajo en equipo, pero somos seres infinitamente complejos y lejos de la perfección. La realidad puede ser dura y muchos nos hemos encontrado con miembros del equipo de un proyecto con alta resistencia al cambio o que no puede mesurar los beneficios del BIM. Probablemente también hemos sido testigos de actitudes negativas que terminan por impactar el desempeño del equipo y los resultados del proyecto. Quien no ha presenciado estas actitudes no ha trabajado en la industria de la construcción. Sin embargo, estas cualidades negativas pueden superarse y nuestros líderes transformacionales son responsables de corregirlas y promover un ambiente colaborativo. 

Lee también: Aplicación de las técnicas de realidad virtual y aumentada en el diseño y construcción de proyectos de edificación

El líder transformacional

Mientras más alto el cargo, mayor será el impacto que tendrá, pero este liderazgo colaborativo puede provenir desde el gerente general de la constructora hasta de un practicante. El secreto está en promover el trabajo en equipo por el bien del proyecto, por terminar dentro del plazo y presupuesto, apuntando a que todos los stakeholders ganen. De esta manera, entablamos fuertes alianzas que perduran en el tiempo, construyendo bien, de manera honesta y rentable. 

Esta actitud colaborativa es característica del deporte rey. El fútbol es simple, jugamos en equipo para meter goles y evitar que nos metan goles. ¿Por qué no podemos construir en equipo con un bien común? Una razón importante nace en las modalidades de contratos arcaicos y fragmentados preparados por los clientes y sus gerencias de proyectos. Estos contratos degradan la colaboración y la integración, por lo que cada stakeholder vela solo por sus intereses y no por el proyecto. El éxito o el fracaso del uso del BIM no depende del modelador ni del coordinador BIM, estos profesionales (en su mayoría millenials) tienen deficiencias, suelen estar motivados y saben jugar en equipo porque así aprendieron a jugar, pero necesitan un capitán. 

Lo ideal es que este líder (capitán) no sea un especialista BIM. Puede ser el Gerente del Proyecto, el Residente de Obra, el Jefe de OT o Producción, pero tiene que respaldar al equipo. Debe entender los usos y las necesidades BIM y debe saber apalancar el uso de esta metodología para el bien del proyecto, no solo para cumplir con los requerimientos de las bases.

El gerente ahorrador 

Una de las figuras que tienden a dificultar la implementación exitosa de la metodología es el Gerente enfocado exclusivamente en el ahorro. Este estilo de gestión dificulta entender el funcionamiento y beneficios del BIM. El objetivo de este estilo gerencial es maximizar la rentabilidad del proyecto, pero priorizando el costo antes que la inversión, por lo que es resistente a implementar metodología. En estos casos la experiencia en proyectos de gran envergadura debe complementarse con la aceptación de metodologías distintas que pueden traer grandes beneficios a los proyectos, en conjunto al constante empuje y exigencia heredadas de su carrera. 

En el escenario actual esta figura ve con desconfianza las inversiones en innovación, comprometiendo el triángulo de la triple restricción (costo, alcance y tiempo) y convirtiéndose en el detractor principal de toda innovación tecnológica.

¿Dónde comenzar? Propuesta vs. Proyecto

Todo comienza con la propuesta BIM que define el alcance, cronograma, entregables, costo y consideraciones. Cuando se estudia un proyecto en la etapa de licitación se estima el costo del BIM, pero una vez que el proyecto es adjudicado se debe tener una reunión con el gerente de proyecto para afinar las necesidades de la obra y el alcance de la implementación del BIM. En este momento es importante entender que se invertirá en BIM para incrementar la rentabilidad del proyecto. Mientras más integrantes del EDP participen en la reunión, mejor. Es importante escuchar al equipo, las particularidades del proyecto y aterrizar un alcance realista con un cronograma de entregables que asegure que los modelos llegarán a la obra como planos aptos para construcción.

Usualmente surge una controversia cuando el gerente analiza las necesidades del proyecto y se da cuenta de que lo solicitado en la licitación del BIM no las cubre, por lo que demanda una inversión mayor. En estos momentos es importante entender que, si confiamos en el proceso, el ROI será positivo, así que no debemos preocuparnos si los requerimientos del proyecto no coinciden con lo definido en la propuesta inicial durante la licitación. Es una inversión, siempre y cuando se ejecute lo pactado en la estrategia y sin desistir hasta el final. 

Nuestra fórmula

En DVC (De Vicente Contratistas) venimos promoviendo el uso adecuado de la metodología BIM hace más de dos años y el uso que le damos es personalizado para cada proyecto dependiendo de sus necesidades. Nuestra especialidad son los centros comerciales, hoteles, oficinas y viviendas y usamos la metodología VDC (Virtual Design and Construction) desarrollada por el CIFE (Center for Integrated Facility Engineering) de la Universidad de Stanford. Esta metodología promueve el pensamiento crítico colaborativo usando el sentido común. Nos da nuevas herramientas, pero para hacer lo mismo de siempre, para construir proyectos con una estrategia adecuada para usar metodologías innovadoras personalizadas para las necesidades de cada proyecto en particular. 

Una vez que definimos el alcance dimensionamos el equipo de soporte BIM e iniciamos las capacitaciones al EDP para integrar el esfuerzo y descentralizar su uso. El objetivo es reunir la experiencia de los ingenieros senior con el conocimiento técnico en las herramientas de los especialistas BIM. De esta manera promovemos el trabajo en equipo en el que todos pueden visualizar y alimentar las bases de datos con ciertas restricciones. 

Por ejemplo, es importante sectorizar el proyecto y definir los frentes para optimizar un cronograma y empezar a liberar planos compatibilizados a partir de los modelos. Luego procedemos a modelar a un LOD300 (Nivel de desarrollo necesario para la construcción) para poder empezar a emitir planos de construcción, asegurándonos que lleguen a campo. El involucramiento de los Jefes de Oficina Técnica y de Producción es clave, y para ello deben tener bien claro el uso y los beneficios. El rol del Coordinador BIM es importante y consiste en involucrar a los ingenieros. Esta tarea no es fácil, sobre todo con la idiosincrasia acelerada y desordenada que suele caracterizar muchos proyectos. 

Una vez que definimos los procesos y el proyecto mantiene un ritmo adecuado, podemos empezar a controlar y medir el avance para mejorar nuestra productividad. No es fácil medir el ROI BIM pero es importante demostrar a los gerentes que este es positivo para evitar el riesgo de que se tomen decisiones drásticas como cortar su uso prematuramente.  Esto presenta un riesgo ya que los resultados no son inmediatos y no es inteligente desistir antes de poder cosechar lo sembrado.

Conclusión 

Lo más importante es entender cómo esta metodología va a trabajar para ayudar al EDP a mejorar la ejecución del proyecto en términos de tiempo, costo y calidad. Una vez que se define la estrategia debemos responsabilizarnos de su implementación como equipo integrado. La mejor forma de hacerlo es definiendo procesos y responsables. La responsabilidad no debe recaer solamente en el equipo BIM. Todo el equipo del proyecto es responsable. 

Debemos ver el esfuerzo BIM como una inversión y no como un costo. Debemos enfocarnos en cómo los modelos y la metodología están siendo usados por el EDP para agregar valor, reducir errores, retrabajos y pérdidas económicas, anteponiéndolo al avance de los modelos. De esta manera progresamos, aprendemos de nuestros errores y cada día avanzamos hacia una construcción más inteligente, colaborativa y eficiente. 

*Colaboración: Sergio Villanueva-Meyer, Gerente de Negocios BIM de Flesan

Se desempeña como Gerente en la empresa constructora Flesan, en donde ha asumido retos importantes desde la perspectiva del BIM como el proyecto Real Plaza Puruchuco. Es arquitecto graduado de la Universidad de Florida (Gainesville, EE.UU.) con Maestría en Gestión de Construcción. Egresó del Rinker School of Building Construction con la especialidad en diseño y construcción virtual. Además, tiene la certificación LEED AP BD+C. Asimismo, está certificado en Virtual Design and Construction (VDC) por el CIFE de la Universidad de Stanford. Anteriormente fue Senior BIM Manager en la empresa AEC Resource, y Líder del Área VDC de Cosapi.

curso estimaciones y control de costos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.